EL ARTE DE CÉLULAS CULTURALES

celulas culturales

EL ARTE DE CÉLULAS CULTURALES

Resumen

Los especialistas  se encargarán de resolver de manera conveniente la forma de utilizar los espacios de vegetación, su composición estética (textura, color, forma, distribución de los espacios, altura, tamaño, espesor). Los expertos en agronomía estudiarán la tierra que se debería usar, de dónde traerla, los fertilizantes, los sistemas de cultivo y de riego. Para lograr todo esto, y lo que ustedes propongan, se necesitará la participación activa de la Secretaría de Agricultura y Ganadería, de la de Obras Públicas y de Comunicaciones.
En la industria del vestido existe la necesidad de que una comisión de especialistas se encargue de diseñar vestimentas que tengan en cuenta las características anatómicas del usuario, el clima de la región, los colores convenientes para ésta, así como el respeto a la individualidad del usuario. Los medios de difusión masiva tienen que ser transformados en medios de comunicación, de diálogo recíproco entre público y órganos encargados de elaborar programas y actividades que sean proyectados a toda la república a través de la cadena nacional de estaciones de radio y televisión. Otras ramas de las artes y las ciencias se encargarán de la elaboración de espectáculos que sirvan para develar los secretos de la creación, permitiendo el acceso a una verdadera comunicación entre creador y público ejecutante. Habrá conciertos, obras de teatro, construcciones de sentido plástico. El Fondo de Cultura Económica, los Talleres Gráficos de la Nación y las editoriales privadas se encargarán de editar y distribuir las publicaciones.
Para la educación, la Secretaría de Educación Pública, la Universidad Nacional Autónoma de México y las comisiones especiales formarán brigadas de creadores que visitarán continuamente las escuelas en todos sus niveles, se encargarán de llevar espectáculos visuales, ciclos abiertos de pláticas para avivar el interés por la creación. Aprovechando esta inquietud, dentro de las escuelas se formarán talleres de experimentación. Para lograr todo esto, y lo que ustedes propongan, se necesitará la participación activa de la Secretaría de Agricultura y Ganadería, de la de Obras Públicas y de Comunicaciones.
Los medios de difusión masiva tienen que ser transformados en medios de comunicación, de diálogo recíproco entre público y órganos encargados de elaborar programas y actividades que sean proyectados a toda la república a través de la cadena nacional de estaciones de radio y televisión. El Fondo de Cultura Económica, los Talleres Gráficos de la Nación y las editoriales privadas se encargarán de editar y distribuir las publicaciones.
Aprovechando esta inquietud, dentro de las escuelas se formarán talleres de experimentación.

EL ARTE DE CÉLULAS CULTURALES

En este momento, a esta hora ya existen mil análisis de la situación prevaleciente en las artes plásticas y en la cultura de México. Después de cuartillas y más cuartillas escritas, de días y años de protestas, de culpas y disculpas, nos damos cuenta de que estamos aniquilando, haciendo desaparecer a la cultura con todas sus expresiones. i Levanten las cejas en señal de disculpa o para disimular lo que todos sabemos!
“El arte es para intelectuales”, se me ocurrió decir en una mesa redonda en Apizaco, Tlaxcala, cuyo tema se suponía que era “Hacia dónde va el arte”. Para intelectuales exquisitos, agrego ahora redondeando lo de aquellos días. Pues si bien es cierto que cada día aumenta el número de asistentes a las escuelas superiores (y aquí cabe preguntarse qué tan superiores), son muchos, muchos más los campesinos, obreros y empleados eventuales que no tienen ni noticias de la cultura. Se puede decir que en los creadores no existe la preocupación de hacer algo más que “excelentes libros, cuadros o partituras.”

Existe un público que no lo es porque está ensordecido por otros. ¿De qué sirve la belleza guardada en finos estuches como son los libros, los cuadros y las salas de concierto en desconcierto? La cultura para que sea tal tiene que ser hecha no por clanes sino por todos nosotros: niños, obreros, campesinos, amas de casa. Todos coordinados por especialistas.

Creo que todos estamos de acuerdo en que hay que humanizar y embellecer los lugares que habitamos, donde trabajamos y vivimos. Para lograrlo tenemos que empezar con nuestra presencia en la sociedad.

Propongo la creación de células culturales a nivel vecinal, utilizando un sistema por manzanas. Las células vecinales tendrán como objetivo entablar la comunicación y, con ello, la socialización de los habitantes,

rescatándolos de su soledad autista. Cuando algo es nuestro y nosotros lo hicimos lo amamos y respetamos. Si nos preguntamos: ¿quién se interesa más por la pintura, el cine, la literatura y toda la cultura? Todos sabemos la respuesta: pintores, cineastas, escritores, es decir los autores de cosas. La solución está en que todos los habitantes seamos creadores, nacimos con esa capacidad. Lo que pasa es que no se ejercita, i despertémosla!

Los especialistas están obligados a estudiar y resolver los problemas de integración, así como a crear módulos de motivación, que no serán inmutables ya que los ejecutantes, en este caso los integrantes de las células, los interpretarán y modificarán conforme a sus necesidades para combatir la contaminación atmosférica, la fealdad y la hostilidad urbana, los problemas alimenticios vitales y espirituales.

Se contará con jardines que nacerán sobre el concreto, las banquetas y las azoteas, con base en estudios de especialistas. Es decir, éstos se encargarán de resolver de manera conveniente la forma de utilizar los espacios de vegetación, su composición estética (textura, color, forma, distribución de los espacios, altura, tamaño, espesor). Los expertos en agronomía estudiarán la tierra que se debería usar, de dónde traerla, los fertilizantes, los sistemas de cultivo y de riego. Según las posibilidades de espacio habrá estanques con peces zootécnicamente cuidados; lugares para criar patos, palomas, gallinas.
Los integrantes de las células participarán en la construcción de todo esto y, además, se encargarán de su cultivo, procurando que sean los niños quienes se interesen en su cuidado, para despertarles el amor a la tierra, a la naturaleza. Todas las escuelas tendrán que aprovechar estos laboratorios vivos para la enseñanza de las ciencias y las humanidades. Cada manzana quedará dotada de jardines, huertas, zoológicos para su propio consumo. Habrá lugares para descansar y otros de reunión, escenarios naturales que podrán ser aprovechados en otras actividades culturales y recreativas.
Para lograr todo esto, y lo que ustedes propongan, se necesitará la participación activa de la Secretaría de Agricultura y Ganadería, de la de Obras Públicas y de Comunicaciones.
En la industria del vestido existe la necesidad de que una comisión de especialistas se encargue de diseñar vestimentas que tengan en cuenta las características anatómicas del usuario, el clima de la región, los colores convenientes para ésta, así como el respeto a la individualidad del usuario. Estas prendas tendrán un carácter modular: se podrán cambiar de forma, de color, combinarlas con otras piezas y hacer sus propias creaciones, a la vez que serán parte del espectáculo visual que crearán con su presencia. Existirá verdadera armonía entre naturaleza, espacio urbano, presencia colectiva e individual. La Secretaría de Industria y Comercio, auxiliada por una comisión de creadores, economistas y otros especialistas, establecerán las características que serán norma para su fabricación.
Los medios de difusión masiva tienen que ser transformados en medios de comunicación, de diálogo recíproco entre público y órganos encargados de elaborar programas y actividades que sean proyectados a toda la república a través de la cadena nacional de estaciones de radio y televisión. Se necesitan dos horas, de 8 a 10 de la noche, cada tercer día, para poder desarrollar la programación hecha por creadores y los consultores especialistas. Otras ramas de las artes y las ciencias se encargarán de la elaboración de espectáculos que sirvan para develar los secretos de la creación, permitiendo el acceso a una verdadera comunicación entre creador y público ejecutante. Estos programas de objetivos socioculturales, didácticos y recreativos estarán sustentados en la participación del público, que sugerirá, opinará y criticará lo hecho.
Los programas servirán de energía promotora y auxilio a las células vecinales culturales, coordinando los trabajos a desarrollar. Informarán sobre el lugar e intención de las actividades culturales que serán presentadas en lugares públicos, espacios urbanos, auditorios, estadios y parques nacionales. En estos ‘sitios podemos contar por millares a los visitantes que pueden participar en gimnasia colectiva con carácter coreográfico. Se tendrá la posibilidad de ser actor y espectador al mismo tiempo. Habrá conciertos, obras de teatro, construcciones de sentido plástico. Todo esto se realizará en forma comunitaria.
Para informar se promoverán nuevas publicaciones populares, teniendo en cuenta los géneros de las que ya existen, como son las historietas dibujadas, las fotonovelas. Las revistas y los periódicos tienen que ser hechos por comisiones especiales que se encarguen de que su contexto se caracterice por una verdadera literatura, que el aspecto visual contenga toda la belleza plástica. El Fondo de Cultura Económica, los Talleres Gráficos de la Nación y las editoriales privadas se encargarán de editar y distribuir las publicaciones.
Para la educación, la Secretaría de Educación Pública, la Universidad Nacional Autónoma de México y las comisiones especiales formarán brigadas de creadores que visitarán continuamente las escuelas en todos sus niveles, se encargarán de llevar espectáculos visuales, ciclos abiertos de pláticas para avivar el interés por la creación. Aprovechando esta inquietud, dentro de las escuelas se formarán talleres de experimentación. Así se canalizarán, para solucionarlas, las necesidades del de las ciencias y las humanidades. Cada manzana quedará dotada de jardines, huertas, zoológicos para su propio consumo. Habrá lugares para descansar y otros de reunión, escenarios naturales que podrán ser aprovechados en otras actividades culturales y recreativas.
Para lograr todo esto, y lo que ustedes propongan, se necesitará la participación activa de la Secretaría de Agricultura y Ganadería, de la de Obras Públicas y de Comunicaciones.
En la industria del vestido existe la necesidad de que una comisión de especialistas se encargue de diseñar vestimentas que tengan en cuenta las características anatómicas del usuario, el clima de la región, los colores convenientes para ésta, así como el respeto a la individualidad del usuario. Estas prendas tendrán un carácter modular: se podrán cambiar de forma, de color, combinarlas con otras piezas y hacer sus propias creaciones, a la vez que serán parte del espectáculo visual que crearán con su presencia. Existirá verdadera armonía entre naturaleza, espacio urbano, presencia colectiva e individual. La Secretaría de Industria y Comercio, auxiliada por una comisión de creadores, economistas y otros especialistas, establecerán las características que serán norma para su fabricación.
Los medios de difusión masiva tienen que ser transformados en medios de comunicación, de diálogo recíproco entre público y órganos encargados de elaborar programas y actividades que sean proyectados a toda la república a través de la cadena nacional de estaciones de radio y televisión. Se necesitan dos horas, de 8 a 10 de la noche, cada tercer día, para poder desarrollar la programación hecha por creadores y los consultores especialistas. Otras ramas de las artes y las ciencias se encargarán de la elaboración de espectáculos que sirvan para develar los secretos de la creación, permitiendo el acceso a una verdadera comunicación entre creador y público ejecutante. Estos programas de objetivos socioculturales, didácticos y recreativos estarán sustentados en la participación del público, que sugerirá, opinará y criticará lo hecho.
Los programas servirán de energía promotora y auxilio a las células vecinales culturales, coordinando los trabajos a desarrollar. Informarán sobre el lugar e intención de las actividades culturales que serán presentadas en lugares públicos, espacios urbanos, auditorios, estadios y parques nacionales. En estos ‘sitios podemos contar por millares a los visitantes que pueden participar en gimnasia colectiva con carácter coreográfico. Se tendrá la posibilidad de ser actor y espectador al mismo tiempo. Habrá conciertos, obras de teatro, construcciones de sentido plástico. Todo esto se realizará en forma comunitaria.
Para informar se promoverán nuevas publicaciones populares, teniendo en cuenta los géneros de las que ya existen, como son las historietas dibujadas, las fotonovelas. Las revistas y los periódicos tienen que ser hechos por comisiones especiales que se encarguen de que su contexto se caracterice por una verdadera literatura, que el aspecto visual contenga toda la belleza plástica. El Fondo de Cultura Económica, los Talleres Gráficos de la Nación y las editoriales privadas se encargarán de editar y distribuir las publicaciones.
Para la educación, la Secretaría de Educación Pública, la Universidad Nacional Autónoma de México y las comisiones especiales formarán brigadas de creadores que visitarán continuamente las escuelas en todos sus niveles, se encargarán de llevar espectáculos visuales, ciclos abiertos de pláticas para avivar el interés por la creación. Aprovechando esta inquietud, dentro de las escuelas se formarán talleres de experimentación.
Así se canalizarán, para solucionarlas, las necesidades del educando dentro y fuera de las escuelas.

Roberto Real de León
Revista de Bellas Artes enero/diciembre,1972 nueva época
Secretaria de Educación Publica
Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, México


About this entry